Tu Dios de comienzos, terminará lo que El mismo comenzó en ti

No Comments
Bendiciones mis hermanos lectores
¡Dios ha estado poniendo en mi corazón una Palabra, sé que es para alguien, recíbela en el nombre de Jesús! Dios me mostraba que Él es un Dios de principios, comienzos, sueños y de metas. Cuales ¿Todas? No, solo aquellas tienen una buena intención, un buen propósito y son para bien de otros. Aquellas nacidas primero en Su corazón y luego puesto en el nuestro. (El da el querer como el hacer).
Pero debes saber algo, el diablo es el dios del aborto, el enemigo de todo lo bueno que comienza, porque todo lo bueno primero comenzó en el corazón de Dios. Antes que fueras creado fuiste pensado y conocido por Dios, naciste para un propósito, por lo tanto, el enemigo querrá destruirte o frenarte para que no cumplas el propósito. Generalmente lo hará a través de personas religiosas carnales que no saben discernir aquello que viene de parte de Dios.
Entonces recuerda también que cuando estas comenzando algo, un proyecto, una nueva y buena etapa, un paso de avance espiritual o comenzando a vivir ese sueño o ministerio, vendrán ataques.
Cuando José contó sus sueños, nacidos en el corazón de Dios, el diablo uso a sus “hermanitos” para frenarlo y casi lo matan. ¡Pero no prevalecieron!
Cuando Comenzó la reconstrucción del templo, en el libro de Esdras, vino el ataque enemigo para que “Cesaran sus obras” y no continuaran con un proyecto nacido en el corazón de Dios.
Cuando Jesús nació, el diablo quiso destruir ese comienzo y movido por ese “espíritu de aborto”, mando a matar a muchos niños pequeños.
Dios te dice: Asegúrate que tu meta, proyecto y sueño, nació primero en mi corazón, y si es así, recuerda, nadie podrá detenerte si estás conmigo. ¡El enemigo usará a personas para frenarte! ¡Cuida tu corazón! ¡Porque serás tentado a vengarte…! ¡No lo hagas! ¡Perdona y avanza y como José, verás que los que se oponían, verán finalmente, que estuvieron equivocados, cuando te vean alcanzar tus sueños y terminar tus obras!
Recuerda, como todo nacimiento, la madre se esfuerza (pujar) y siente dolor, pero cuando ve la carita de su bebe, se olvida del dolor. Cuando entres a la tierra prometida y veas tus proyectos finalizados Dios será glorificado porque lo lograste con oposición y en soledad, pero con tu Padre y Dios poderoso que abre toda puerta y hace que sus proyectos cumplan el propósito por la cual fueron enviados. ¡Siento la unción de Dios! ¡Recibe esta Palabra en el nombre de Jesús!
(Dios te bendiga, esto es parte de un libro que estoy escribiendo para líderes, que saldrá próximamente) Misionera Trish I Castlen: Conferencista-Autora-Dra. en Teología Contacto: 6155132281-Trish.castlen@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu